Sobre peso vs obesidad 1 e1530577315141

Obesidad infantil: una enfermedad silenciosa que tiene cura

Obesidad infantil

La Organización Mundial de la Salud ha considerado que la obesidad y el sobrepeso han llegado a niveles que se pueden catalogar como una epidemia a nivel mundial. Pero la obesidad infantil ha despertado todas las alarmas de las organizaciones por las elevadas cifras de las ultimas investigaciones.

Muchos expertos han llegado a estimar que un 80% de los niños obesos, podrían seguir padeciendo esta condición al llegar a la etapa adulta; esto, si no se llega a tomar las medidas pertinentes desde temprana edad. Pero ¿a qué se debe esta enfermedad? ¿Cómo identificarla a tiempo?

Sobrepeso vs obesidad
Sobrepeso vs obesidad

Lo primero que hay que tener claro es la diferencia entre la obesidad y el sobrepeso; esta última ocurre cuando, sea una persona o un niño, se encuentra por encima de su peso ideal, con respecto a su talla. Esto se llega a saber, calculando el Índice de Masa Corporal o IMC; si este se encuentra entre 25 y 29.9, se habla de sobrepeso. Pero cuando sobrepasa los 30 puntos, ya se habla de una persona obesa.

Obesidad infantil: ¿Qué la origina?

Es normal que una familia piense que un niño “gordito” es adorable y normal a esa edad; ya que esto puede significar que es un niño sano y que se alimenta bien. Pero muchos expertos en nutrición no comparten la misma opinión que estos familiares o padres.

Lo más importante es que un niño este sano y los “rollitos” no son una prueba de ello. Pero existen algunos factores que intervienen a que los niños desarrollen este tipo de enfermedad. El primero, tienen que ver con elementos externos al pequeño. Tener una dieta alta en calorías y abusar de alimentos ricos en azucares y grasas, son algunos factore; pero lo peor de todo, es llegar a consumir más calorías de las necesarias, ya que pueden llegar a aumentar la grasa corporal.

Por otro lado, el sedentarismo se puede llegar a convertir en el mejor aliado para que los pequeños desarrollen obesidad. Actualmente, muchos niños pasan más horas frente a la computadora, el teléfono celular o jugando videojuegos; así como también, muchos padres consideran que estas actividades son las mejores ya que los pequeños están tranquilos y concentrado en estos dispositivos. Pero esto, es justamente lo que perjudica sus salud, favoreciendo el aumento de peso. Por eso, es importante que se sustituyan por algunas horas al aire libre, jugando con otros niños o realizando algún deporte.

Otro de los factores que puede contribuir a que se desarrolle la obesidad infantil, tiene que ver con la genética. La probabilidad de que un niño se vuelva obeso o padezca de sobrepeso, aumenta si sus padres presentan algunas de estas condiciones; se dice que puede tener hasta cuatro veces más posibilidades de desarrollar obesidad, en el caso de que uno de los padres tenga sobrepeso. Por otro lado, si los dos padres poseen esta condición, esas probabilidades se multiplican por 8.

Niños y padres con sobrepeso
Niños y padres con sobrepeso

Aunque este último factor, se combina con el estilo de vida que puede llevar el pequeño. La forma de cocinar la comida o los alimentos que se consumen, tienen una fuerte incidencia en la genética del niño. No se trata solo de saciar el hambre, se trata de tener una alimentación balanceada, consumiendo frutas, vegetales y una que otros frutos secos para controlar la ansiedad entre comida.

Por último, el componente psicológico tiene un gran peso. Muchas veces, los pequeños aprenden que pueden obtener comida, si hacen algunas cosas buenas. Por otro lado, muchos padres pueden usar la comida para calmar algún berrinche o para tranquilizar al pequeño. Esta asociación entre la comida y la mente es lo que puede llegar a desarrollar una obesidad a futuro.

¿Cómo prevenir la obesidad infantil?

La obesidad infantil se puede prevenir, pero se debe realizar un trabajo en arduo para poder lograrlo. Una de las primeras cosas que los padres pueden hacer, es comenzar a crearle a los pequeños hábitos alimenticios saludables; ya que así, los podrán mantener a lo largo de sus vidas.

Las dietas equilibradas son una de las primeras acciones que se pueden tomar para comenzar estos hábitos. Es importante que se sigan las recomendaciones de los pediatras y los nutricionistas con respectos a los alimentos que se seleccionan y la forma de cocinarlos. Si los niños comen en las escuelas, estas deben tener un menú adecuado para los pequeños.

Una dieta equilibrada ayuda a controlar el peso
Una dieta equilibrada ayuda a controlar el peso

Además, también es importante que las escuelas ayuden a los padres a educar a los niños sobre cómo comer. Por eso, los padres deben estar al tanto de lo que sus hijos consumen en los comedores escolares.

Si el pequeño ya sufre de obesidad infantil, es importante que se tomen las medidas necesarias para disminuir su peso; sin que ello afecte su crecimiento y desarrollo natural. También es muy importante que los padres se comprometan en este cambio de vida; tratando en la medida de lo posible, comer con los niños y realizar actividades juntos.

Al momento de hacer la compra de los alimentos, se deben tener en cuenta que son los padres quienes deciden que llevar a casa. Por eso, deben incluir fruta y verduras; tratando de reducir al mínimo el consumo de productos con grasa y azucares. Además, se puede ir acostumbrando a los niños al sabor del yogur en lugar de comer helado. Así se puede ir probando con otros alimentos.

Esto no implica que se le deba prohibir a los pequeños comer alguna que otra chucheria. Todo se trata de equilibrar la alimentación. Por eso, de vez en cuando, se les puede permitir comer algo fuera de la dieta habitual.

Jugar al aire libre
Jugar al aire libre

Es importante que los niños salgan a jugar y se muevan. Esto también es clave al momento de prevenir la obesidad infantil. Los médicos recomiendan que los pequeños realicen actividades físicas por lo menos 15 minutos al día. Aunque también, se les puede inculcar el amor por los deportes. El fútbol es la actividad más popular entre los niños, mientras que las niñas prefieren la gimnasia o el baile. Además, el karate y la natación, también son uno de los favoritos. Así como el baloncesto o el béisbol.

Estos cambios se deben hacer de forma lenta y a largo plazo. Incluso, se recomienda que la pérdida de peso sea moderada para que no afecte la salud de los niños. Por otro lado, si algún día se come fuera de casa, lo mejor es elegir restaurantes que sirvan ensaladas y preparen comida cacera. Evitando lo más posibles aquellos lugares de comida rápida.

Con cariño y paciencia, se puede prevenir la obesidad infantil. Esta enfermedad silenciosa perjudica la salud de grandes y pequeños, por eso es importantes detectar las señales que esta condición muestra, para poder atacarla a tiempo.

Te puede interesar: Comer entre comida para ayudar a controlar la ansiedad

Imágenes:

http://diariobasta.com/2018/07/09/estudio-revela-problemas-con-alimentacion-de-adolescencia-a-edad-adulta/alimentacion-infantil/ ; https://www.scoop.it/t/beneficios-de-practicar-baloncesto/p/4041048955/2015/04/09/basquetbol-lo-saludable-del-deporte-rafaga ; https://www.economicos.cl/servicios/fentermina-codAAKSWTY.html ; https://www.dreamstime.com/royalty-free-stock-photo-kids-ball-image15619345

Free USA shipping

On orders of $50 or more

USA FDA Approved Products

The best american quality

100% Secure Checkout

PayPal / MasterCard / Visa